15 de septiembre de 2010

Cómo lograr la felicidad

Posted by debymigue | 15 de septiembre de 2010 | Category: |

Cómo lograr la felicidad Si te diesen a escoger entre vivir la vida alegremente y amargadamente, ¿qué vida escogerías?

Todas soñamos con que nos ofreciesen una vida feliz, positiva y llena de alegría… pero muchas estamos amargadas, tristes y llenas de rabia por lo mal que se nos trata. Y sin embargo… constantemente se nos da a escoger, y puede que sin percatarnos estemos escogiendo la peor opción.

Por ejemplo, cuando estás enamorada todo te parece muy feliz, todo te hace feliz, ves a todos con ojos distintos, te vuelves sensible, bondadosa, sientes que el mundo está lleno de amor y ternura, y así te proyectas a los demás. Cuando eres feliz eres tú quien elige el paisaje, eres dueña del mundo que creas.

En cambio, muchas veces escogemos ser una persona llena de amarguras, de tristezas, de mal humor, todo nos aburre, somos incapaces de ser felices o ver felicidad en lo que nos rodea. Si eres así eres una persona muy irritable, de esas de las que tratamos de evitar y de las que nos alejarnos lo más pronto posible, porque como todo lo ves mal eres una persona que piensa que todo el mundo tiene la culpa de tu infelicidad.

Podemos escoger

  • Ser complacidas y alegres siempre es una opción, no sólo para cuando estás enamorada, porque sea como sea, es una actitud que nace dentro de tu corazón y tu mente.
  • Ser una persona amargada es otra opción. Tristemente es una opción muy popular.

Sin duda, la mejor opción que puedes tomar es la de crear un mundo feliz, amable y pacífico a tu alrededor.

Cómo escoger la felicidad

Debes aprender de las cosas sencillas, saber mirar, aprender a disfrutar de las pequeñas cosas cotidianas; saber mirar con los ojos del corazón, ver que no todas las personas están contra ti.

Muchas veces vemos lo malo en otras personas y su sólo presencia nos irrita. ¿Te preguntas por qué esa persona te hace tanto mal?, ¿te has preguntado qué pasa conmigo que hoy estás tan irritada…? Puede que todo lo malo que ves a tu alrededor, no sea más que reflejo de cómo te sientes contigo misma, de que estás molesta contigo misma, que algo no anda bien por lo que a la mínima acabas culpando al primero que se cruce por delante.

Muchas mañanas le levantas de mal humor y no estás contenta con lo que tienes a tu lado; despiertas deseando poder cerrar los ojos y encontrarte lejos de donde estás… no eres feliz porque no te enfrentas a lo que te hace mal.

Piénsalo, nadie te hace mal a menos que tú lo consientas, de ti depende que tu mundo cambie, debes esforzarte para encontrar la felicidad, esa felicidad de la que también disfruta quien recién se enamora. Sólo tú puedes hacer que tu vida tenga nuevos colores. No culpes a nadie, estamos donde estamos porque tú lo quieres, recuerda que dentro de ti está la fuerza que se necesita para darle un giro a tu vida.

Vive tu vida en felicidad para que todos lo que están a tu lado se reflejen en ti, es mejor ser luz que oscuridad, es mejor dar que recibir.

Si eres positiva y ofreces felicidad, al final del camino te darás cuenta de que quienes están a tu lado son también personas positivas, personas que te aportan y no te quitan. En cambio, las personas malhumoradas y bruscas siempre acaban terminando solas, porque con su actitud alejan a todos los que podrían estar a su lado, porque es un fastidio tener que aguantar a alguien así.

Si quieres vivir en amor, en felicidad y con ternura, saca tus rencores del corazón. Tratar de comprender a las personas irritadas es también saber perdonar sus deficiencias. Si empiezas a ser diferente y combates con amor a quienes te hacen mal, vencerás. Porque con una actitud positiva, generosa y alegre se acaba disfrutando del mundo hermoso que has logrado crear. Las personas que dan felicidad acaban recibiendo felicidad. Y no es necesario esperar a que te den felicidad para dar felicidad, o podría nunca llegar ese día. En tus manos está la decisión de cómo afrontar la vida y el fruto de tu actitud.

Currently have 0 comentarios:


Leave a Reply